Montserrat Sagot: "Referendo sin consulta previa sería una burla"

|



Sería una burla hacer referendo sin consulta previa a la Sala IV


La directora del órgano superior universitario, Dra. Montserrat Sagot, explicó a UNIVERSIDAD las condiciones que en su criterio son necesarias para que la consulta popular no se convierta en una burla para el pueblo.
Ante las dudas y cuestionamientos sobre una adecuada aplicación del referendo, el Consejo Universitario de la Universidad de Costa Rica emitió un pronunciamiento el 18 de abril, en el que pide transparencia para el proceso que definirá el futuro del Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos.


¿Qué motiva este nuevo pronunciamiento del Consejo?

- Cuando se nos comunicó del avance del estudio sobre las inconstitucionalidades del TLC de la UCR, el Consejo Universitario planteó que quizá un referendo no era la mejor solución en la medida en que no se hubiera dilucidado la cuestión de las inconstitucionalidades, sobre todo con los argumentos tan fuertes que iban a presentar.
De repente las circunstancias cambian, y el TSE acepta la petición de don José Miguel Corrales, que desde mi punto de vista lo que hace es sacar al gobierno del atolladero. Frente a esa realidad, el Consejo Universitario decide hacer una serie de planteamientos, porque si bien es una herramienta de una democracia más avanzada y participativa, para lograr su propósito debe cumplir con ciertos requisitos.


¿Cuáles son los requisitos?

- En primer lugar, que se dilucide el elemento de la constitucionalidad, ya que sería un engaño para el pueblo llevar adelante una consulta popular que luego resulta inconstitucional. Es fundamental que se resuelva ahora porque aunque mucha gente sostiene que la consulta se puede hacer después del referendo, y esta es la tesis del gobierno, esto es una trampa.

En segundo lugar este Consejo Universitario cree que la iniciativa popular es la mejor opción, porque si bien ha habido dos años de pura propaganda, no ha habido en realidad una discusión de fondo sobre el TLC. Es clarísimo que la posición engañosa, falseada, llena de mentiras, del grupo Por Costa Rica y compañía es la que ha predominado.

El tercero es que se debe respetar la iniciativa popular, en la medida en que la recolecta de firmas y el proceso social van a crear condiciones para la distribución equitativa de la información.

En cuarto lugar pensamos que sería una gran burla al pueblo que siga la discusión de la Agenda complementaria en la Asamblea Legislativa. Esos 15 proyectos que están allí son mandato directo del TLC y algunos son más peligrosos y nefastos que el propio TLC.

El siguiente elemento es que si se va hacer un referendo democrático, tiene que haber financiamiento público que debe repartirse de forma equitativa. Sé que los mecanismos no existen, pero por lo menos es el principio del que hay que partir.

Que haya un control mucho más estricto, mucho mayor que el de las campañas electorales, para el financiamiento extranjero y privado. Ya hemos visto los millones que tienen los proponentes del "Sí", como para ir a enfrentarnos a eso y que vaya a ser literalmente a chorro abierto, con fondos que podrían venir de dudosas fuentes.


¿Es legalmente viable la consulta de constitucionalidad?

- Creo que sí, este es un proceso novedoso y hay abiertas gran cantidad de opciones. Si es mandato constitucional hacer una consulta antes de aprobar cualquier tratado internacional, si se está trasladando el mandato que tiene la Asamblea al pueblo, no veo entonces por qué una consulta de constitucionalidad no se pueda hacer.


¿Hay temor en el gobierno de hacer esta consulta previa?

- No la quieren hacer, y además, con todo respeto, con unos argumentos débiles. Rodrigo Arias dice que fue un equipo de "altísima calidad" el que negoció el TLC, y que no cree que no se hayan dado cuenta de si existían elementos de inconstitucionalidad. ¡Por Dios!, ¿cómo va a decirle eso a la ciudadanía?, si ya está absolutamente demostrado por todos los estudios que hemos hecho, que literalmente vendieron al país y, por supuesto, que en la constitución política era en lo último en que pensaban, si es que alguna vez se les ocurrió que existía.


¿Podría volverse peligroso el referendo en esas condiciones?

-Yo diría que si el referendo no se lleva con todas esas condiciones, que tampoco son arbitrarias, lo que va a causar es una seria crisis política en este país. Probablemente más seria que si se hubiese seguido la discusión en la Asamblea Legislativa.


¿Los tomó por sorpresa la resolución del referendo?

-No, ya se veía venir, sobre todo porque era muy claro que el TLC estaba empantanado en la Asamblea Legislativa, se iba a cumplir un año de gobierno y
no se había aprobado un solo proyecto de trascendencia. Se estaban desgastando en una discusión de TLC y era evidente de que antes de que Arias diera su informe el 1 de mayo, alguna salida debería tener.


¿ Esa percepción de "empantanamiento" se la deja las visitas realizadas por el Consejo a las comisiones legislativas, cuando usted dijo que era como "hablarle a las paredes"?

- Mi percepción de esas comisiones era que iban literalmente como los caballos, con esas puestas a los lados de los ojos, que quieren llevar las cosas para adelante y a golpe de tambor, con saludos a la bandera sin mayor trascendencia, jugando el juego de la democracia, pero sin ser verdaderamente democráticos.


¿Cómo ve el futuro de la Asamblea Legislativa sin TLC? Estuvieron un año abocados a eso...

-Hay una gran cantidad de proyectos que el gobierno había prometido: reforma fiscal, ley de tránsito, todo lo relativo a políticas sociales, que prácticamente está paralizado, banca de desarrollo, Ley General de Salud; es decir, la agenda es muy grande en la Asamblea Legislativa como para simplemente concentrarla en el TLC. Hay otros asuntos en este país que ahí están haciendo fila desde hace años.


¿Se están desgranando las alianzas políticas que se habían formado alrededor del TLC?

- Creo que sí, la actitud que va a tener el Movimiento Libertario de distanciarse y desmarcarse del gobierno, es bastante clara. Ya no hay una alianza tan pura y tan unida, porque han pasado un año entero prácticamente como "lazarillos" del gobierno. José Manuel Echandi nunca se ha sabido bien donde está y el PUSC se merece totalmente que se le llame PLUSC.


¿Cuál será el papel de las universidades públicas, y sus consejos universitarios, en este proceso del referendo?

-Nos convertimos en una voz importante del No. Creo que usando el prestigio y la legitimidad social que tienen las universidades públicas, vamos a ser unos actores importantes en el discurso que se construya alrededor del "No".


¿Cómo analiza el papel del Consejo Nacional de Rectores (CONARE) en esta discusión, puesto que le ha costado mucho tomar acuerdos?

- CONARE está dividido, y al fin y al cabo esta institución es una figura un poco particular. Sé que dos rectores, doña Yamileth González (UCR) y don Eugenio Trejos (ITCR), van a presentar una coadyuvancia en relación con la propuesta de José Miguel Corrales; si es así, evidentemente hay una división, al no sumarse los otros dos rectores.


¿Les molesta a ustedes como miembros de los Consejos Universitarios que en CONARE no se refleje el sentir de tres consejos que se han pronunciado claramente en contra?

- Los rectores, si bien son miembros de CONARE, también tienen derecho a su opinión individual, no puede ser que tengan que estar atados al mandato de un Consejo Universitario.


¿Le parece que el presidente Arias se quiere llevar el crédito del referendo, al convocar uno propio?

- ¡Se quiere llevar todo, no solo eso!, con una personalidad ególatra y esa actitud que tiene de capitán y todo lo demás, él no puede dejarle absolutamente a nadie ni un milímetro de protagonismo.


¿Qué espera de este referendo?

- En este momento están tan poco claras las cosas, hay tantas nebulosas… Por eso, si no se aclaran esos cinco puntos que ha pedido este Consejo Universitario y otros sectores del país, esto se convierte en una burla a la ciudadanía.


Semanario Universidad
Sección DE LA U. Semana del 03-09 de mayo del 2007
Edición 533. Año XI

Nota: La negrita es nuestra



2 comentarios:

Jethro Masís dijo...

Es increíble que hasta en La Nación S. A. han aparecido artículos que claman por la consulta constitucional previa. Cf. por ejemplo esto.

Sería muy grave que se salten olímpicamente la consulta constitucional. De todos modos, la estricta separación de los poderes en Costa Rica me sigue pareciendo sumamente dudosa.

Qué triste...


Saludos

GolondrinaAzul dijo...

Sería muy grave tienes mucha razón pues el CAFTA DR es incontitucional hasta la médula, y llevar algo así a referéndum sería fatal.

 

©2009 Sin pelos en la lengua... NO AL TLC | Template Blue by TNB